"Segunda fila" vs "top ten".

martes, 24 de junio de 2008
Si dais un paseo por el siguiente enlace Zona de Ajedrez, espacio que acaba de nacer y que recomiendo visitar, encontrareis una interesante entrevista al gran maestro Azer Mirzoev. En ella el jugador azerbayano manifiesta, entre otras cosas, su disconformidad con el escenario profesional del ajedrez y compara en varias ocasiones la situación de agravio que sufren los jugadores de segunda línea frente a los “top ten”.

No se hasta que punto es del todo correcto pero si contraponemos el ajedrez con el tenis, otro deporte de carácter individual y a cuya estructura competitiva pretende asemejarse la FIDE (a modo de circuito Grand Slam), se me ocurre la siguiente comparación:

Si no tengo entendido mal en el tenis los “cabeza de serie” cuentan con alguna ventaja a la hora de realizar los cruces en competición. Pues bien, aún así, por ejemplo, Rafa Nadal (nº 2 de la
ATP), en el último torneo celebrado del Grand Slam, Roland Garros, se enfrentó contra 6 jugadores antes de vencer en la final a Roger Federer, número uno del mundo. Por este orden venció a T. Bellucci (nº 68 ATP), N. Devilder (nº 100 ATP), J. Nieminen (nº 28 ATP), F. Vesdasco (nº 18 ATP), N. Almagro (nº 12 ATP), N. Djokovic (nº 3 ATP) y R. Federer (nº 1 ATP).

Nadie pone en duda que Nadal está por encima de jugadores de primer nivel como Verdasco, Almagro o Stepanek.
De igual manera, no creo que Mirzoev ponga en duda que Magnus Carlsen está por encima de Bologan, Short o Korneev. Sin embargo, no deja de tener razón en que existe un ”club” de jugadores favorecidos que casi siempre compiten en torneos de élite exclusivos, circunstancia que llama la atención.

Sería razonable, saludable e interesante, ver como los “top ten” del ajedrez mundial, y algún o alguna jugadora más, compiten en torneos privados contra sus colegas de "segunda fila". Igual nos llevábamos alguna sorpresa, ¿no os parece?

Un saludo.

Torneo social C. Ajedrez Candás: clasificación y ronda 5

domingo, 22 de junio de 2008
El cuadro de clasificación después de 4 rondas es el siguiente:

1 Prendes García-Barrosa, Miguel Ángel 3
2 Morales Calviño, Martín 1740 3
3 García Sánchez, Iván 1647 2.5
4 Fernández Menéndez, José 1663 2.5
5 Lloveras Hernanz, José Antonio 1832 2
6 González Maneiro, Javier 1541 2
7 Fernández González, Ainoa 2
8 Lamelas Suárez, Francisco David 1682 1
9 Suárez Fernández, Raimundo 1

Los emparejamientos para la ronda 5 son (próximo dia 28 a las 17:30):

1 García Sánchez, I. (2.5) : Morales Calviño, M. (3)
2 González Maneiro, J. (2) : Prendes García-Barrosa, M. (3)
3 Fernández González, A. (2) : Fernández Menéndez, J. (2.5)
4 Lloveras Hernanz, J. (2) : Suárez Fernández, R. (1)
5 Lamelas Suárez, F. (1) 1:0 DESCANSO.


----------------------------

(Por motivos de compatibilidad con Internet Explorer 7 me he visto obligado a cambiar la plantilla del blog. Espero haber acertado.)

Un saludo.

Social Candás: emparejamientos 3ª ronda.

miércoles, 18 de junio de 2008
El próximo sábado se celebra la 3ª y 4ª ronda del torneo social del Club Ajedrez Candás. Dará comienzo a las 17:30 horas en la sede del club.

Los nuevos emparejamientos, y espero que definitivos, para la 3ª ronda son:

1-Prendes García-Barrosa, M (1.5) : Morales Calviño, M (2)
2-Lloveras Hernanz, J (1) : Fernández Menéndez, J (1.5)
3-García Sánchez, I (1) : Fernández González, A (1)
4-Lamelas Suárez, F (1) : González Maneiro, J (0)
5-Suárez Fernández, R (0) 1:0 DESCANSO.

Un saludo.

Ajedrez: juego y deporte.

martes, 17 de junio de 2008
Hace tiempo que quería escribir sobre este tema porque creo que la visión que se tiene sobre el ajedrez, sobre si su actividad es un simple juego o comprende algo más, influye en el papel social que puede tener.

Vaya por delante que para mi el ajedrez es un juego y también es un deporte.

La primera parte de la afirmación es fácilmente comprensible, todo el mundo está de acuerdo en que el ajedrez es un juego. Según la
RAE (Real Academia Española de la Lengua) un juego es un “ejercicio recreativo sometido a reglas, y en el cual se gana o se pierde.

La segunda parte es un poco más compleja de ver, sobre todo para las personas que son ajenas al ajedrez. Sigamos con la RAE. Si buscamos la definición de
deporte encontramos: “actividad física, ejercida como juego o competición, cuya práctica supone entrenamiento y sujeción a normas.” Es cierto que la “actividad física” en el ajedrez se limita, aparentemente, al movimiento del brazo para colocar la pieza en su casilla o escaque correspondiente, pero hay que levantar la vista y mirar un poco más lejos. Respecto a los conceptos de “entrenamiento” y “normas” podríamos estar hablando, o escribiendo durante días…

Curiosamente su buscáis en el diccionario la palabra ajedrez os habla de él como un juego; y su componente deportiva repleta de normas, entrenamiento, etc., no existe en ninguna de las acepciones recogidas.

En el Reino Unido el ajedrez no está considerado como un deporte, mientras que en Alemania si.

Una de las opiniones más extendidas y elementales que niegan la componente deportiva del ajedrez es la falta de actividad física. El componente dinámico es una de las características fundamentales que desde un punto de vista estético determinan la actividad deportiva. Sin embargo, lejos de esta visión simplista, el deporte está más relacionado con un nivel de organización elevado y una normativa compleja. En definitiva con una estructura que permite su desarrollo como una actividad social.

Volviendo al aspecto físico está demostrado que el sistema nervioso y el sistema cardiovascular sufren un serio desgaste en los torneos de élite. Casi todos los jugadores profesionales, sobre todo los de élite, cuidan su preparación física. Aunque físicamente en su actividad no intervienen la fuerza ni la coordinación la resistencia a la fatiga, tanto física como psíquica son evidentes. Incluso, cualquier jugador, aunque sea a nivel aficionado habrá conocido la tensión emocional que aparece durante la partida, otra característica de la mayoría de la competiciones deportivas.

El ajedrez es practicado por millones de personas por todo el mundo y tiene un indiscutible factor competitivo. Está organizado como un deporte con federaciones internacionales, nacionales y regionales, reglamento claro y estricto, árbitros, resultados, clasificaciones, entrenadores, etc.

Para no extenderme más os propongo la lectura de una exposición más elaborada que mi comentario sobre este tema y que en mi opinión es muy esclarecedora. El enlace pertenece a una página argentina, un portal educativo llamado “Educ.ar”.
Pinchar aquí para acceder al enlace.

Un saludo.

Torneo social Club Ajedrez Candás

miércoles, 11 de junio de 2008

Durante el mes de junio en mi club de ajedrez, Club Ajedrez Candás, se está celebrando un torneo social.

No tenía pensado publicar nada al respecto de este tema pero creo que es conveniente aunque sólo sea para ofrecer información a los propios jugadores del club.

Se juega en la sede social del club, y las fechas y el horario de celebración son:

Sábado 07 de junio, de 17:30 – 21:00 horas.
Sábado 14 de junio, de 17:30 – 21:00 horas.
Sábado 21 de junio, de 17:30 – 21:00 horas.
Sábado 28 de junio, de 17:30 – 21:00 horas.

El tipo de competición es un suizo a 8* rondas. En cada sesión se celebran 2 rondas a un ritmo de juego de 45’ finís para cada jugador.

Se pueden pedir byes otorgando medio punto por ronda solicitada. En el caso de ser impares en una ronda el jugador o jugadora que descanse se le concederá un punto. En la medida de lo posible si alguien descansa en la primera ronda de cada sesión (rondas 1, 3, 5 y 7) procuraré avisarle con antelación por si quiere venir justo para su partida.

Por lo demás, ya se han celebrado las dos primeras rondas del pasado sábado y la clasificación en la siguiente:

Y los encuentros celebrados han sido:

Ronda 1:

Ronda 2:


* Por último:

Cómo el próximo sábado día 14 se celebra el partido de la selección española de fútbol de la Eurocopa y coincide con el horario del torneo social se cancela la sesión de ese sábado (rondas 3 y 4). ¡Si no puedes con tu enemigo únete a él!

Ya se estudiará si esas rondas se programan para otro día o simplemente jugamos el torneo a 6 rondas.

Un saludo.

Ludek Pachman - II

lunes, 9 de junio de 2008
Habíamos dejado a Ludek Pachman en 1954 cuando alcanzó el título de Gran Maestro.

A principios del siguiente año participó en dos fuertes torneos en Argentina, quizás como preparación al Interzonal de Gothenburg, que se celebraría en los meses de agosto y septiembre. En Buenos Aires, Pachman empató con argentino Héctor Rosseto y estadounidense Arthur Bisguier entre lo puestos 5, 6 y 7 de la clasificación final del torneo en una actuación con 7 victorias, 6 tablas y 4 derrotas. Mientras que en el torneo de la hoy turística Mar de Plata, mejoraría su actuación alcanzando la 4 posición final (+7, -3, =5), empatado con Laszlo Szabo, y por detrás de Ivkov, Najdorf y el longevo Svetozar Gligoric respectivamente.

De vuelta al viejo continente, su participación en el Interzonal de Gothenburg no pasó de un discreto undécimo puesto, en mitad de la clasificación (+3, -2, =15). Sólo fue derrotado por Keres y por Oscar Panno, pero el elevado número de tablas no le permitió alcanzar los puestos de cabeza. Es interesante su partida contra un joven Spassky con 19 años, una victoria con blancas frente a defensa una India de Rey.

En 1956, en el Torneo Internacional de Praga ocupó la 3ª-4ª posición (+7, -2, =10) empatado con Salo Florh, que acabó invicto en el torneo, y por detrás de Filip Miroslav y Ragozin. En el torneo celebrado en la ciudad alemana de Dresde también finalizó en cuarta posición (+5, -2, =8) tras Averbach, Kholmov y el rumano Goicaltea. Pero las competiciones más importantes de ese año se celebrarían en la capital del ajedrez mundial por aquellos años, en Moscú. En dicha ciudad participó en el Memorial Alekhine y en las Olimpiadas por Equipos representando a su país.

En el Memorial Alekhine alcanzo el 8º puesto en la clasificación final (+3, -1, =11). Sólo fue derrotado por Keres, que a su vez realizó una irregular actuación terminando un puesto por encima de nuestro personaje. Los primeros puestos del torneo los formarían por este orden leyendas del ajedrez: Botvinnik, Smyslov, Taimanov, Gligoric, Bronstein y Najdorf, y con todos ellos alcanzó tablas. Como le había sucedido el año anterior en Gothenburg, el juego de Pachman es sólido pero no es lo suficientemente agresivo como para doblegar a jugadores supuestamente inferiores, y obtener así los puntos necesarios para alcanzar los primeros puestos en las competiciones en las que participa.

En la Olimpiada por equipos se clasificaron para la fase final sin problemas por detrás de Hungría. Su actuación fue de 2 victorias y 4 tablas. Una de estas victorias fue contra el futuro presidente de la FIDE, el Filipino Florencio Campomanes. En la fase final de la Olimpiada, el equipo checoslovaco finalizó en 7ª posición. Lógicamente la URSS se impuso con holgura al resto de selecciones. La actuación de Pachman en esta fase final fue +2, -2, =7.

El año siguiente, 1957, el ciclo de clasificación para el campeonato mundial comenzaba de nuevo lo que significaba una vuelta a empezar en la actividad ajedrecística. Para ello, el primer envite era el torneo zonal de Dublín. En él Pachman obtuvo la primera posición en solitario e invicto con 12 victorias y 5 tablas con un punto y medio de ventaja sobre Paul C. Benko y Svetozar Gligoric. Si bien es cierto que del puesto 6º hacia abajo el nivel de los oponentes era mediocre no hay que quitarle valor a su actuación. En el visor podéis seguir la trabajada victoria sobre el campeón yugoslavo en una variante Saemisch de la India de Rey en una lucha con enroques en flancos opuestos.

A continuación en el torneo celebrado en la ciudad alemana de Gotha, Pachman confirma su buena forma y alcanzando la segunda posición detrás de Bronstein a tan sólo medio punto (+6, -1, =7).

El Interzonal de Portoroz (Eslovenia) y las Olimpiadas, celebradas en Munich, fueron las dos grandes citas de 1958.

En el Interzonal, al igual que en años anteriores, se dieron cita todos los grandes jugadores del momento. Ludek ocupó la undécima plaza con 11.5 puntos (+6, -3, =11), pero es que entre el séptimo clasificado y el undécimo, alcanzado por nuestro protagonista, tenían esos mismos puntos Bronstein, Matanovic, Averbach y Szabo.

En las Olimpiadas por equipos, la selección checoslovaca se clasificó en primer lugar en la fase previa por delante de Yugoslavia. La actuación de Pachman fue de 5 victorias y una derrota (frente a Gligoric). En la fase final volvieron a repetir la 7º posición como en la pasada edición. La actuación de Ludek fue desigual con 3 victorias, 4 derrotas y 3 tablas.

1959 fue un año de éxitos ajedrecísticos pues en la cuatro grandes competiciones que participó alcanzó el primer puesto (en tres se ellas compartido). En primer lugar volvería a obtener el título de Campeón Nacional al vencer en el campeonato de su país, celebrado en esta ocasión en Bratislava (+9, -1, =7), por delante de Vlastimil Hort.

A continuación una exitosa gira por el continente sudamericano le reportaría la primera posición, compartida con Ivkov, en el Torneo de Lima (+8, =5); la primera posición, también compartida con el GM yugoslavo Ivkov, en el Torneo de Santiago de Chile (+7, -1, =4). Por último, en el Mar de Plata, también ocupó la primera posición compartida con Miguel Najdorf (+8, -1, =5).

En estos dos últimos torneos (Santiago de Chile y Mar de Plata) venció en sendas ocasiones a un joven Bobby Fischer (ambas partidas están en el visor). Quizá estos encuentros influyeron en buena medida en la relación que ambos jugadores mantendrían a lo largo de carrera. En el libro sobre el Match Spassky – Fischer escrito por Pachman nos describe su relación con el recientemente desaparecido campeón estadounidense (Ludek Pachman. El Match del Siglo. Fischer – Spassky, Campeonato del Mundo 1972. Ediciones Martínez Roca. Barcelona, 1972). Respecto a sus encuentros en ambos torneos Pachman nos cuenta una interesante anécdota que muestra el carácter desconfiado del legendario jugador:

“Dos de aquellos torneos se celebraron en Sudamérica (Argentina y Chile). En el Mar de Plata quedo –se refiere a Fischer- 3º/4º con Ivkov, con 10 puntos en 14 partidas detrás de Najdorf y yo, ambos con 10.5 puntos. En Santiago de Chile fue peor: Ivkov y Pachman 9 puntos en 12 partidas, Pilnik 8, Fischer, Sánchez y Sanguinetti 7.5. En aquel torneo se puso de manifiesto una falta en los logros de Fischer: la subestimación de sus adversarios. Eso lo había notado yo claramente en nuestros encuentros. Por aquel entonces estaba yo en muy buena forma pero Bobby quería derrotarme a toda costa. En el Mar de Plata atacó con las blancas ya desde la misma apertura, pero pasé al contraataque y gané una de mis mejores partidas. En Santiago, Bobby tenía las negras; abrió con una danza salvaje, sacrificó primeramente una pieza menor y luego incluso una torre. Mi rey huyó de 1CR a 3ª y de nuevo las cosas fueron mal para mi adversario. Yo era por tanto “coculpable” de sus fracasos, pero más culpa tenía él. En Santiago incluso llegó a ponerse nervioso por sus disputas con los organizadores y jugó visiblemente por debajo de sus posibilidades.
Bobby encajaba entonces muy mal sus derrotas. Esto lo pone de manifiesto una divertida historia en la que intervine. Después del torneo en Mar de Plata vivimos juntos en un hotel de Buenos Aires. Unas cuantas veces analizamos variantes de aperturas y le mostré a Bobby mi análisis de la variante A4D de la defensa siciliana. Le pareció “very interesting” y me sentí orgulloso de haber encontrado algo nuevo. Pero posteriormente descubrió Bobby que mi sacrificio de pieza menor se podía rebatir limpiamente. Después que en Santiago le gane la segunda partida, juró que iba a tomar una venganza espantosa. En la ronda siguiente jugaba yo con negras frente a Sánchez. Yo tenía gran preocupación de qué era lo que él habría preparado como apertura, con su estilo supersólido, y había estudiado muy a fondo el sistema Réti o la apertura inglesa, y mi único cuidado consistía en el modo de cómo poder evitar las tablas. Pero Sánchez jugó 1. P4R. ¡Maravilloso! Naturalmente jugué P4AD. El jugó la variante A4A. Aun mejor, porque en eso tenía yo una innovación. Sacrifiqué la pieza, pero con la velocidad del rayo me hizo dos jugadas inesperadas y pronto recibí mate. Así pues, Sánchez no se había limitado a hacer tablas, sino que había ganado brillantemente una partida. Aun no había escrito yo el reconocimiento de mi derrota cuando ya estaba allí Bobby y gritaba:
- ¡No la ha ganado Sánchez; yo le enseñe cómo tenía que ganar; hurra!
El incidente había causado alguna sensación, pero no se lo tomé a mal a Bobby; al fin y al cabo seguía siendo un muchacho, aunque tuviese el título de gran maestro. Pero la historia no termina aquí. Al día siguiente paseaba yo con el joven maestro chileno Jáuregui, antes del comienzo de la ronda. Hablamos de todo lo divino y humano, menos de ajedrez. En el vestíbulo del local del torneo nos encontramos con Bobby y este exclamó sorprendido:
- ¡Vaya, mister Pachman, hoy ha estado usted preparando mi adversario!
Sólo en aquel momento caí en la cuenta de que él tenía que jugar con Jáuregui, por lo que inmediatamente respondí con este farol:
- Desde luego Bobby, y por cierto muy bien.
Jáuregui jugó por causalidad mi favorito sistema Saemisch en la defensa india de rey, y la cabeza de Bobby se hundió en profunda meditación. ¿Cómo debía responder a una variante preparada de antemano? Se decidió por buscar algo fuera de la teoría y empleó más de una hora y media en quince jugadas. En la 15 jugada perdió la dama y cuatro jugadas más tarde la partida. Mi catástrofe de la ronda anterior quedó reparada y Bobby perdió toda esperanza de alcanzarme en el torneo.”


Veamos ahora las partidas que han sido mencionadas anteriormente:






Un saludo.